Toni Nadal: “He sido un entrenador duro, a veces excesivamente duro, pero intenté que la exigencia se transformase en autoexigencia”

La Fundación Ankaria ha ofrecido claves de motivación y liderazgo en una jornada organizada en CUNEF con la participación del presidente de Microsoft para Latinoamérica, César Cernuda; el empresario Jacobo Parages y el entrenador Toni Nadal.

Toni Nadal, entrenador del tenista Rafa Nadal, ha repasado esta mañana en Madrid su trayectoria como entrenador de su sobrino Rafa Nadal, y su conferencia se ha convertido en un pequeño tratado sobre la felicidad. “El gran objetivo que nos planteamos no fue llegar a ganar Wimbledon o Roland Garros, porque era un reto que no dependía completamente de nosotros; sin embargo, lo que sí era responsabilidad nuestra era mejorar. Ese ha sido el gran reto de mi sobrino, saber que la mejora era posible y tener la resolución de ser un gran profesional desde que era joven”, ha explicado el entrenador.

Frente a un mundo dominado por las nuevas tecnologías y la inflación de datos, Toni Nadal ha dicho estar más preocupado por la felicidad, un estado que solo se puede alcanzar si se forma el carácter. “Rafael creció como deportista con tres datos básicos: golpear la bola más fuerte, colocarla donde no estuviera el rival y procurar que cayese dentro de la pista”, ha comentado. A su juicio, “a la felicidad se llega de forma más directa por el esfuerzo que por la diversión. Todo lo que facilita las cosas en exceso, debilita, y eso es lo que ocurre hoy con las tecnologías, que han sustituido la parte esencial del ser humano, que es su mente”.

Según Toni Nadal, las personas que triunfan en la vida son aquellas que se dan a sí mismas más oportunidades, y aquellos que están en disposición de multiplicar sus oportunidades son los que tienen el carácter más formado. “Rafa creció con la idea de aguantar un poco más”, señaló como una de las claves que explican el éxito del tenista.

Sobre su personal estilo de entrenar y motivar, Toni Nadal ha reconocido que fue un entrenador duro, “a veces demasiado duro, porque le tenía mucho aprecio. Sabía y sé que la vida no es fácil e intenté que la exigencia se convirtiera en autoexigencia, porque cada persona tiene que ser responsable. Nunca una excusa nos hizo ganar un partido”.

Además de a Toni Nadal, inspirador y participante en el éxito del tenista Rafa Nadal, la Fundación Ankaria ha reunido hoy en la sede de CUNEF, dentro de la jornada No Limits for Talent, a César Cernuda, presidente para América Latina de Microsoft, y a Jacobo Parages, empresario y formador. El propósito de este encuentro ha sido ofrecer a jóvenes profesionales y estudiantes universitarios algunas claves de liderazgo, motivación y emprendimiento, con el fin de poder ayudarles en su proceso de incorporación al mercado laboral o al mundo del emprendimiento.

El futuro tecnológico

César Cernuda, presidente de Microsoft para Latinoamérica, aseguró que el futuro que viene estará marcado por la transformación digital y liderado por la Inteligencia Artificial. Sobre la capacidad actual de la tecnología para procesar datos, señaló que el volumen semanal generado actualmente en el mundo asciende a 17.5 Exabytes, lo que equivale a más de 1,5 millones de veces la cantidad de datos en la colección de la Biblioteca del Congreso de EEUU.

Cernuda hizo hincapié en que la transformación tecnológica operada en estos últimos 30 años ha sido brutal, lo que se ha traducido también en una universalización de los medios tecnológicos. “Si el coste de los discos duros para almacenar los 130 millones de libros que hay en el mundo ascendía en 1987 a cinco mil millones de dólares, en 2019 solo supone 3.000 dólares”, precisó. A este respecto ofreció otro dato impactante: el coste de procesamiento de un Teraflop (1 trillón de operaciones de coma flotante por segundo) que en 1996 eras de 67 millones de dólares, en 2019, supone solo 299 dólares.

El presidente de Microsoft para Latinoamérica afirmó que la transformación de la IA va más allá de la tecnología y es una oportunidad para los negocios, los gobiernos, la educación, el medio ambiente, la accesibilidad y las personas, que se verán cada día más empoderadas para tener un impacto positivo en el mundo.

Cómo motivar equipos

Sobre la manera de afrontar los retos y las dificultades, Jacobo Parages, experto en formación y motivación, recomendó “intentar cambiar la manera y el espíritu con que vemos las cosas como forma de obtener mejores resultados y sentirnos felices”. A este respecto, aseguró que la ciencia ha demostrado que, en la formación del estado de ánimo, los datos objetivos son tan solo un 10%, mientras que el 90% restante proviene de la forma en que cada uno procesa la realidad.

Parages defendió el trabajo con vocación y la importancia de los pequeños hitos diarios como fórmula para alcanzar el éxito.  “Trabajar con entusiasmo, dedicación y disciplina, y creer en lo que se hace, constituye una fuerza imparable para alcanzar lo que nos propongamos”, dijo.

Señaló además que para la consecución de metas hay que dotarse de valores como la pasión, el compromiso, la confianza, la voluntad, el esfuerzo, la disciplina y el sacrificio. En cualquier caso, se trata también de aspectos que se pueden trabajar con formación dentro de las empresas para alinear a los equipos en actitudes y objetivos.

En relación con la motivación de equipos, afirmó que esta no se encuentra exclusivamente en cuestiones externas, como los incentivos económicos, sino que hay una perspectiva construida sobre motivaciones intrínsecas. “Es algo personal y tiene que ver con querer formar parte de algo más grande, de un proyecto, de un objetivo, de un sueño, algo más elevado”, dijo, y recordó que la persona motivada es hasta un 80% más productiva y mucho más feliz.

A este respecto, recomendó a las empresas a hacer un esfuerzo por comunicar en cada momento a sus equipos su misión y sus objetivos. “Motivemos, despertemos, comuniquemos y demos profundos mensajes que despierten las motivaciones dormidas. Y lograremos equipos más felices y más productivos”, concluyó.

Jacobo Parages es autor del libro ‘Lo que aprendí del dolor’, un texto escrito en positivo y a través del que comparte su convicción de que todos podemos lograr nuestros sueños y metas si entendemos la oportunidad que hay detrás de la adversidad y la incertidumbre.

Deja un comentario